VTOROYE DEYSTVIYE 


 Kartina Pervaya 

(Podval odnoy iz basen Belocerkovskogo dvorca.
Pryamo uzkaya lestnica, veduscaya k vkhódnoy
dveri; napravo, vïsoko v stene, resotcatoye okno;
vdol' stenï orudiya püki; nalevo, na kamennoy
skam'ye, Kocubey, prikovannïy k stolbu dlinnoyu
cep'yu scena osvescena fornayom, visyascim u
vkhodmoy dveri) 

Nº 9 Scena v tyr'me 

KOCUBEY
Tak vot nagráda za donós,
donós i vérnïy i pravdívïy!
Péred caryóm oklevetál
menyá i Iskru gérman lzívïy;
i car' nas vïdal golovóy
izménniku stranï rodnóy!
Zaútra kazn'. No bez boyázni
ya mïslyu ob uzánoy kázni.
Cto smert'? Davnó zelánnïy son;
gotóv ya lec' vo grob krovávïy!
Bóze právïy!
K nogám zlodéya mólca past',
kak besslovésnoye sozdán'ye,
caryóm bït ótdanu vo vlast'
vragú caryá na porugán'ye,
utrátit' zizn' - i s néyu cest'.
Druzéy s sobóy na plákhu vest',
nad gróbom slïsat' ikh proklyát'ya,
lozás' nevínnïm pod topór,
vragá vesyólïy vstrétit? vzor
i smérti kínut' sya v ob''yát'ya,
ne zavescáya nikomú
vrazdï k zoldéyu svoyemú!...
Ya s´isu, klyuc v zamké zarzávom
moy vozd' pod známenem krestá,
grekhóv mogúciy razresítel',
dukhóvny skórbi vrac,
sluzítel' za nas raspyátogo Khristá!

(Vkhodit Orlik) 

Nyet, ne otsél' nika svyatógo,
ya góstya uznayú inógo...
Tï zdes', zestókiy celovék!
Zacém posledniy moy noclég
yescó Mazépa vozmuscsáyet'?

ORLIK
Doprós ne kóncen,
otvecáy!

KOCUBEY
Ya otvecál uzé. Stupáy,
ostáv' menyá!

ORLIK
Yescó priznán'ya
pan gétman trébuyet.

KOCUBEY
No v com? Soználsya ya vo vsyom,
cto vï khotéli. Pokazán'ya
moí vse lóznï, gétman prav.
Cegó vam bóleye?

ORLIK
Mï znáyem, cto tï
nesmétno bïl bogát,
mï znáyem, ne yedínïy klad
tobóy v Dikán'ke ukrïváyem.
Sversít'sya kazn' tvoyá dolzná;
tvoyó iméniye spolná
v kaznú postúpit voyskovúyu
takóv zakón. Ya ukazúyu
tebé poslédniy dolg; otkróy,
gde kládï, gde kládï, skrïtïye tobóy?

KOCUBEY
Tak, ne osiblis' vï, tri kláda
v sey zízni bïli mne otráda:
i pérvïy klad moy cest' bïlá,
klad éto pïtka otnyalá.
Drugóy bïl klad nevozvratímïy;
cest' dóceri moyéy lyubímoy;
ya den' i noc' nad nim drozál,
Mazépa étot klad ukrál!
No sokhraníl ya klad poslédniy,
moy trétiy klad; svyatúyu mest',
yegó gotóvlyus' bógu snest'.

ORLIK
Starík, ostáv' pystïye brédni!
Zaútra, pokidáya svet,
pitáysya mïsliyu suróvoy,
sutít' ne vrémya. Day ovét,
day orvét, kogdá ne khóces' pïtki nóvoy;
gde spryátal dén'gi?

KOCUBEY
Zloy kholóp!
Okóncis' li doprós nelépïy?
Povrémeni, day lec' mne v grob,
togdá stupáy sebé s Mazépoy
moyó naslédiye scitát',
okrovavlénnïmi perstámi
moí podválï razrïvát',
rubít' i zec' sadï s domámi.
S sobóy voz' míte doc' moyú, 
oná samá vam vxyo rasskázet,
samá vsye kládï vam ukázet.
No rádi góspoda, molyú, molyú,
tepér' ostáv' menyá v pokóye,
gotóvlyus' ya predstát' tomú,
kto vásim gróznïm búdet sudiyéyu,
pred kem otvét vï v súdnïy den' dadíte
za krov' prolítuyu,
za vsyú neprávdu vásu!

(Padayet na zemlyu v iznemozenii.) 

ORLIK
Gde spryátal dén'gi? Ukazi!
Ne khóces'? Dén'gi gde? Skazí,
il' vïydet slédstviye plokhóye...
Podúmay, mésto nam naznáe'.
Skazí, gde dén'gi? Molcís'?
Un, v pïtku! Gey, palác!

(V dveryakh pokazïvayutsya palaci.) 

KOCUBEY
O, noc' mucéniy!

Kartina Vtoraya 

(Komnata vo dvorce Mazepï, osvesconnaya
neskol' kimi voskovïmi svecami. Dver' na
terrasa otkrïta. Vidno nocnoye nebo, useyannoye 
avyozdami. Pri otkrïtii zanavesa Mazepa stoit u 
dverey terrasï i zadumeivo smortrít vdal') 

Nº 10 Monolog Mazepï i scena s Orlikom 

MAZEPA
Tïkhá ukráynskaya noc'.
Prozrácno nébo, zvyózdï bléscut.
Svoyéy dremótï prevozmóc'
ne khócet vozdukh. Cut' trepéscut
srebrístïhk tópoley listï.
No mrácnï strásnïye mectï
v dusé smuscónnoy zvyózdï nóci,
kak obvinítel' nïye óci,
za mnoy nasméslivo glyadyát,
i tópoli, stesnívsis' v ryad,
kacáya tíkho golovóyu,
kak súd'i, sépsut mez sobóy...
i létney tyóploy nóci t' ma
dusná, kak c´rnaya tyur' mai...
Umryót bezúmnïy Kocubey!
Spastí nel'zyá yegó. Cem blize
cel' gétmana, tem tvyórze on
bït dólzen vlást'yu oblecón
tem péred nim sklonít' say níze dolzná vrazdá.
Spasén'ya nét!
Donóscik i yegó klevrét
dolznï pogíbnut'. Bóze! Bóze!
Cto búdet s ney, kogdá oná
uslïsít slóvo rokovóye?

(Vkhódit Orlik) 

Nu éto?

ORLIK
Doprásival, pïtál.
No tvyord, upryám starík nadménnïy
i ne otkrïl nam nicegó!

MAZEPA
Umryót on závtra...
Prigotóvit' na útro kazn'...

ORLIK
Pan gétman...

MAZEPA
Proc'! Palác svirépïy!
Proc', i délo svoyó krovávoye ispólni.

(Orlik khocet cto-to skazat', no, ostanovlennïy
vzglyadom i dvizeniyem Mazepï, ukhodit.
Mazepa mracno zadumïvayetsya.) 

Vsyo, cto cenï sebé ne znáyet,
vsyo, vsyo cem zízn' milá bïváyet,
debnyázka prineslá mne v dar,
mne, stáru mrácnomu, i eto ze?
Kakóy gotóvlyu yey udár!
ACTO SEGUNDO 


Escena Primera 

(Sótano de una de las torres del palacio de 
Biélotserkov. En el centro, una estrecha escalera.
En lo alto una ventana enrejada. En la pared 
se ven distintos instrumentos de tortura. En un 
banco puede verse a Kotchubei atado a un pilar 
con una larga cadena. Una antorcha cuelga 
encima de la puerta de la entrada) 

Nº 9 Escena de la Prisión 

KOTCHUBEI
¡Ésta es la recompensa por una denuncia que
aspiraba a establecer la verdad y la justicia!
¡El Hetman nos ha calumniado
a Iskra y a mí, ante el Zar,
que nos ha entregado
al traidor de nuestro país natal!
Mañana será la ejecución, pero no me asusta.
¿Qué es la muerte? Un sueño deseado.
Estoy preparado para tenderme 
en un ataúd ensangrentado.
Tengo sueño. ¡Pero Dios es justo!
Caer en silencio a los pies del malvado
como una criatura muda.
Ser entregado por el Zar a manos 
del enemigo para ser ultrajado.
Perder la vida, y con ella el honor.
Arrastrar a mis amigos a la guillotina 
y oír sus maldiciones al borde de la tumba.
Arrodillarse dócilmente bajo el hacha.
Cruzar la mirada con la del enemigo victorioso.
¡Arrojarse en brazos de la muerte sin tener
a nadie que me vengue!
Oigo el ruido de la llave en la cerradura oxidada... 
Aquí llega el que me acompañará al patíbulo
bajo la señal de la cruz, 
el redentor de los pecados,
el médico del alma,
¡El servidor de Cristo crucificado por nosotros!

(Entra Orlik) 

No, no es el santo ermitaño,
reconozco a otro anfitrión...
¡Tú aquí, hombre cruel!
¿Es preciso que Mazepa turbe
mi última noche?

ORLIK
¡El interrogatorio no ha terminado!
¡Responde a mis preguntas!

KOTCHUBEI
Ya he respondido. Vete.
¡Déjame en paz!

ORLIK
El Hetman reclama
otras confesiones.

KOTCHUBEI
¿Pero cuáles? Ya he confesado todo. 
Todas mis declaraciones están hechas: 
Soy un malvado, he urdido intrigas.
El Hetman tiene razón. ¿Qué más queréis?

ORLIK
Sabemos que eres inmensamente rico
y que has escondido 
más de un tesoro en tu casa, en Dikanka.
Tu ejecución pronto va a tener lugar.
Todas tus posesiones
serán entregadas a la armada, 
así es la ley. 
Cumple ahora tu último deber:
¿dinos dónde están los tesoros, 
dónde los has escondido?

KOTCHUBEI
No estáis equivocados, tres tesoros
son mi alegría en esta vida.
El primero, el honor,
la tortura lo ha destruido.
El segundo está perdido para siempre,
el honor de mi amada hija,
yo lo preservaba temblando noche y día,
¡Y Mazepa lo robó!
Pero conservo el último,
mi tercer tesoro: la santa venganza.
Me preparo para pedírsela a Dios.

ORLIK
¡Viejo bribón, deja de divagar!
Mañana dejarás este mundo,
tómalo en serio,
no es momento de bromear. 
Responde si no quieres probar otras torturas.
¿Dónde has escondido el dinero?

KOTCHUBEI
¡Vil esclavo!
¿Vas a acabar este estúpido interrogatorio?
Deja que me acueste en mi tumba.
Ten paciencia, enseguida podrás ir con Mazepa
a hacer el inventario de mi herencia,
registrar mis bodegas
con tus manos ensangrentadas
y destruir mis jardines y casas.
Preguntad a mi hija,
ella misma os lo dirá todo,
ella misma os mostrará todos los tesoros.
¡Pero por el amor de Dios, os lo suplico,
dejadme en paz ahora!
Me preparo para presentarme ante
el que será igualmente vuestro severo juez,
tendréis que responder ante él en el día del Juicio
por la sangre que habéis vertido
y por todas vuestras mentiras.

(Cae a tierra, agotado) 

ORLIK
¿Dónde has escondido el dinero? ¡Habla!
¿Te niegas? ¿El dinero, dónde está el dinero?
¡Habla o te arrepentirás!
Reflexiona, indícanos el lugar.
Dinos dónde está el dinero. ¿Callas?
¡Entonces a la tortura! ¡Eh, verdugo!

(Dos verdugos aparecen en el umbral) 

KOTCHUBEI
¡Oh, noche de suplicios!

Escena Segunda 

(Una habitación en el palacio de Mazepa 
iluminada por varias velas. La puerta que da a
la terraza está abierta. Se ve el cielo nocturno 
salpicado de estrellas. Mazepa está ante la 
puerta de la terraza y mira pensativo a lo lejos) 

N° 10 Monólogo de Mazepa 

MAZEPA
La noche ucraniana es silenciosa.
El cielo es transparente, las estrellas brillan.
El mismo aire parece sumido en un sueño.
Las hojas de los álamos plateados
se estremecen de pena.
Sueños terribles ensombrecen 
mi alma torturada, las estrellas nocturnas,
como ojos acusadores,
me observan con una burlona mirada
y los álamos colocados en fila
mueven dulcemente la cabeza
y hablan entre ellos, como jueces...
La oscuridad de esta cálida noche de verano
me oprime como una cárcel oscura...
¡El insensato Kotchubei morirá!
Nadie puede salvarlo. Pero el Hetman
se aproxima a su objetivo, debe mostrarse firme
en el ejercicio del poder que detenta
y el enemigo debe inclinarse ante él.
¡No hay salvación!
El acusador y su cómplice deben perecer. 
¡Señor! ¡Señor!
¿Cómo va a reaccionar ella
cuando oiga la palabra fatal?

(Entra Orlik) 

¿Y bien?

ORLIK
Lo he interrogado y torturado,
pero ese viejo altanero es terco y obstinado,
no nos ha dicho nada.

MAZEPA
Morirá mañana...
La ejecución será al amanecer...

ORLIK
Señor Hetman...

MAZEPA
¡Vete... feroz verdugo!
¡Vete, y cumple con tu terrible oficio!

(Orlik quiere decir algo, pero se detiene ante 
la mirada y el gesto de Mazepa, se va. 
Mazepa reflexiona con aspecto sombrío.) 

Todo lo que no tiene precio,
todo lo que nos hace amar la vida,
la pobrecilla me lo ha ofrecido,
a mí, siniestro viejo, y a cambio...
¡qué golpe le preparo!
Nº 10a Arioso Mazepï 

O, Maríya, Maríya!
Na sklóne let moíkh
tï, kak vesná, mne dúsu ozivíla,
i v strástonom lépete recéy tvoíkh
dlya stariká bïlá carúyuscaya síla!
O, Maríya, Maríya!
Ya perezil s tobóy
mgnovén'ya strásti pïlkoy i blazenstva,
kogdá tvoy cúdnïy stan ya obnimál
i v nége tómmoy lyuboválsya
krasóy tvoyéy...
Tvoy néznïy vzglyad menyá zivíl,
i v zílakh krov' teklá bïstréye,
v tvoíkh ya ob''yát'yakh nakhodíl
blazénstvo, obnovlén'ye,
obnovlén'ye i ray!
Tvoy néznïy vzglyad menyá zivíl,
i v zílakh krov' tecllá bïstréye.
V tvoíkh ob'yát'yakh nakhodíl ya ray!
V tvoyéy lyubví blazénstvo,
blazénstvo i obnovlén'ye.
O, Maríya! Kak ya lyublyú tebyá!

Nº 11 Scena Mazepï s Maríyey 

(Vkhodit Mariya. Mazepa ne vidit yeyo.Vidya
yego zadumcivost', ona ostanavlivayetsya i
potom tikhon'ko podkhodít.) 

MARIYA
Moy mílïy drug!

MAZEPA
(Bïstro vstayot)
Maríya, tï? Golúbka yásnaya moyá!

(Obnimayet yeyo.) 

MARIYA
Akh, nakonéc s tobóy mï vméste,
den' célïy ne vidát' tebyá,
ved' e' to pïtka!

MAZEPA
O, Maríya, tï znáyes', ya bï rad s tobóy
bït' kázdïy den' i kázdïy cas;
trudï pravlén'ya otrïváyut
menyá ot lask tvoikh nevól' no...

MARIYA
Nyet, v eti dni posl´ledniye ko mne
tï khóloden i neprivéten,
na lásli néznïye moí,
kak prézde, tï ne otvecáyes',
i sérdce, pólnoye lyubví,
mne podozréniyem terzáyes'...
Poslúsay, gétman, dlya tebyá
ya pozabïla vsyo na svéte.
Navék odnázdï polyubyá,
odnó iméla ya v predméte
tovoyú lyubóv'! Ya dlya neyó
sgubíla scást'ye!
No ni o com ya ne zaléyu,
tï pómnis', v strásnoy tisiné,
v tu noc', kak stála ya tvoyéyu,
menyá lyubit' tï klyálsya mne,
zacem ze tï menyá ne lyúbis'?

MAZEPA
Moy drug, nespravedlíva tï?
Ostáv' bezúmnïye mectï,
tï podozrén'yem sérdce gúblis'!
Nyet, dúsu pïlkuyu tvoyú
volnúyut, osleplyáyut strásti.
Maríya, ver', tebyá lyublyú ya.
Maríya, ver', tebyá lyublyú
ya ból'se slávï, ból'se vlásti!

MARIYA
Neprávda, tï so mnoy khitrís'.
Dadnó l' mï bïli nerazlúcnï?
Tepér' tï lask moikh bezis';
tepér' oní tebé dokúcnï;
tï célïy den' v krugú starsín,
v pirákh, v raz''yézdakh, ya zabïta;
tï dólgoy nóc'yu il' odín,
il' s miscim, il' u yezuíta.
Lyubóv' smirénnaya moyá
vstrcáyet khládnuyu suróvost'.
Tï pil nedávno, znáyu ya,
zdoróv'ye Dúl'skoy. Èto nóvost';
kto èta Dúl'skaya?

MAZEPA
I tï revniva?
Mne l', v moí letá
iskát' nadménnogo privéta
samolyubívoy krasotï?
I stánu l' ya, starík suróïy,
kak prázdnïy yúnosa vzdïkhát',
vzdïkhát', vlacít' pozórnïye okóvï
i zon pritvórstvom iskusát'?

MARIYA
Nyet, ob''yasnís'bez otgovórok,
i prósto, pryámo otvecáy!

MAZEPA
Pokóy dusí tvoyéy mne dórog.
Maríya! Tak i bït', uznáy!

(Osmatrivayetsa, idyot k dveri na terrasu,
ctobï udostoverit'sya, cto nikto ne slïsit,
potom podkhodit k Marii, kotoraya, 
mezdu tem, sela.) 

Davnó zamïslili mï délo,
tepér' onó kipít u nas.
Blayóye vrémya nam prispélo,
bor'bï velíkoy blízok cas.
Bez míloy vól'nosti i slavï
sklonyáli dólgo mï glavï
pod pokrovítel' stvom Varsávï,
pod samovlástiyem Moskvï.
No nezavísimoy derzávoy
Ukráyne bït uzé porá,
i známya vól' nosti krovávoy
ya podïmáyu na Petrá.
Gotóvo vsyo; v peregovórak
so mnóy óba korolyá!

(Mariya, uvleconnaya priznaniyem,
vstayot i s vostorgom smotrit na Mazepa.) 

I skóro v smútakh, v bránnïkh spórakh,
bït' mózet, tron vozdvígnu ya!
Dovól'na l' tï? Tvoí mectán' ya
rasséyanï l'?

MARIYA
O, mílïy moy,
tï búdes' car' zemlí rodnóy,
k tvoím sedínam tak pristányet,
tak pristányet koróna cárskaya!

MAZEPA
Postóy,
ne vsyo sversílos'. Búrya gryányet,
kto mózet znat', cto sdyot menyá!

MARIYA
Ya bliz tebyá ne znáyu strákha,
tï mogúsc! O, znáyu ya:
tron, tron zdyot tebyá!

MAZEPA
A yésli plákha?

MARIYA
S tobóy na plákhu, yésli tak!
Akh, perezít' tebyá mogú li?

(Pripadayet k nemu na pleco) 

No nyet! Tï nósis' vlásti znak!

MAZEPA
Menyá tï lyúbis'?

MARIYA
Ya lyublyú li? Ya lyublyú li?
Tï mne vsegó, vsegó doróze!

MAZEPA
O, Maríya!

MARIYA
Ya vsyo zabïla dlya tebyá!

MAZEPA
Menyá tï lyúbis'!

MARIYA
Sobláznom póstlannoye lóze
ya ótcey séni predpoclá!
Tï mne vsegó, vsegó doróze,
ya vsyo zabïla dlya tebyá,
sobláznom póstlannoye lóze
ya ótcy séni predpoclá,
ya mat', otcá zabït' moglá,
svoími cúdnïmi ocámi
tï dúsu mne privorozíl.

MAZEPA
Skazí, otéc ili suprúg
tebé doróze?
Skazí, kogdá b yemú il' mne
progíbnut' nádo,
kogó b iz nas tï predpoclá?
Kogó b tï v zértvu prineslá?
Nyet, otvecáy bez otgovórok.
Cto z, otvecáy!

MARIYA
O, ne smuscáy menyá...

MAZEPA
Nyet, otvecáy, ya zdy...

MARIYA
Tï iskusítel' moy...

MAZEPA
Kogó b iz nas tï predpoclá?

MARIYA
Resí tï sam!
O, ne serdís', vsem, vsem gotóva
tebé ya zértvovat'!

MAZEPA
Tak pómni slová svoí, Maríya,
da, pómni ikh!

MARIYA
Akh, ver', ver',
tï mne vsegó doroze!
O, kak tï bléden!

MAZEPA
Prostí, Maríya!

MARIYA
Prostí, moy mílïy,
porstí i ver': lyublyú!

MAZEPA
Golúbka yásnaya moyá, prostí!

(Mazepa obnimayet Mariya i ukhodit,
sorprovozdayemïy yeyo vzglyadom.) 

Nº 12 Scena proyavleniya materi 

MARIYA
(Podkhodit k dveryam v sad)
Kak bléscut zvyózdï v nébe,
kak noc' tikhá,
kak dïsit vsyo spokóystviyem i scást'yem...
No otvegó v moyéy dusé trevóga
i sérdce grúst'yu táynoy smuscenó?
Otcá i mat' voobrazáyu,
skvoz' slyózï vízu ikh
v bezdétnoy stárosti odnikh,
i mnístsya mne: ikh zálobam vnimáyu...

(Is sada vdrug poyavlyayetsya Lyubov'.)
Nº 10a Aria de Mazepa 

¡Oh, María, María!
¡Al declinar de mis días
has reanimado mi alma, como la primavera!
El murmullo apasionado de tus dulces palabras,
le ha hecho bien a este viejo.
¡Oh María, María!
He vivido contigo
instantes de ardiente pasión y felicidad;
cuando enlazaba tu cintura maravillosa
y, sucumbiendo a una lánguida voluptuosidad,
admiraba tu belleza...
¡Tu tierna mirada me vivifica,
y en mis venas la sangre corre más deprisa!
¡En tus brazos yo encuentro
la felicidad, la juventud, la juventud y el paraíso!
¡La felicidad y la juventud!
¡Tu tierna mirada me vivifica,
y en mis venas la sangre corre más deprisa!
¡En tus brazos yo encuentro el paraíso!
En tu amor, la felicidad, 
¡la felicidad y la juventud!
¡Oh María! ¡Cómo te amo!

Nº 11 Escena de Mazepa y María 

(María entra. Mazepa no advierte su presencia. 
Ante su aspecto pensativo, ella se detiene, 
después se aproxima dulcemente.) 

MARÍA
¡Amado mío!

MAZEPA
(Se levanta rápidamente)
¿María, eres tú? ¡Mi dulce paloma!

(La abraza) 

MARÍA
¡Ah, al fin estamos juntos!
¡No verte un día entero
es una tortura!

MAZEPA
¡Oh, María, sabes muy bien que me gustaría tanto
pasar cada día y cada hora contigo,
pero los trabajos de gobierno me arrancan,
desgraciadamente, de tus caricias...!

MARÍA
No, estos últimos días te has mostrado
frío y poco amable a mis atenciones.
No respondes como antes
a mis tiernas caricias,
y mi corazón lleno de amor
está atormentado por la duda.
Escucha, Hetman, 
por ti he olvidado a todo el mundo.
Desde que he decidido seguirte para siempre
no poseo más que una sola cosa: 
tu amor. 
¡Por él he renunciado a todo!
Pero no lo lamento.
¿Te acuerdas que, 
en el horrible silencio de la noche en que fui tuya,
juraste amarme?...
¿Por qué, entonces, no me amas?

MAZEPA
¡Amada mía, eres injusta!
Aleja esos insensatos pensamientos.
¡Atormentas tu corazón con la duda!
Tu alma exaltada está muda 
y cegada por la pasión.
¡María, créeme, te amo!
¡María, créeme, te amo, más que 
a la gloria, más que al poder!

MARÍA
No es verdad. Me engañas.
Hace apenas unas semanas 
que éramos inseparables.
Ahora, huyes de mis caricias,
ahora, ellas te importunan.
Te pasas el día con los oficiales,
en fiestas, en viajes y me olvidas.
Pasas solo las largas noches,
o con un mendigo o con un jesuita.
Mi humilde amor se enfrenta a tu frialdad.
Sé que has bebido recientemente a la salud
de una tal Doulskaya. 
¿De quién se trata? ¿Quién es esa Doulskaya?

MAZEPA
¿Estás celosa?
¿Iría yo a mi edad
a buscar los favores de una cualquiera
rebajando así mi orgullo?
¿Iría yo, viejo severo,
a suspirar como un adolescente ocioso,
trabar lazos vergonzosos,
y seducir mujeres engañándolas?

MARÍA
No, explícate sin rodeos.
Responde simplemente con franqueza.

MAZEPA
Sólo deseo la paz de tu alma. ¡María! 
¡Pero será necesario que oigas la verdad!

(Mira a su alrededor y va hacia la puerta que da 
a la terraza para asegurarse de que nadie 
escucha, seguidamente se acerca a María, 
que mientras tanto se había sentado.) 

Hace mucho tiempo que concebí un plan.
El asunto está ahora en plena efervescencia.
El momento favorable ha llegado para nosotros
y la hora del gran combate está cerca.
Privados de libertad y de gloria,
durante mucho tiempo hemos agachado la cabeza
bajo la protección de Varsovia
y bajo la autoridad de Moscú.
Pero es el momento para Ucrania
de convertirse en una potencia independiente,
y levantar contra Pedro
el estandarte sangrante de la libertad.
¡Todo está preparado! 
Los dos reyes deberán entablar negociaciones.

(María, cautivada por esta confesión, se levanta y 
mira a Mazepa con éxtasis.) 

¡Y quizás, en medio de la revuelta,
erigiré un trono!
¿Estás contenta?
¿Se han disipado tus dudas?

MARÍA
¡Oh, amado mío,
serás el zar de nuestra tierra natal,
la corona le sentará muy bien
a tus cabellos blancos!

MAZEPA
No nos anticipemos, los deseos no son hechos. 
¡La tempestad va a estallar,
quién puede saber lo que me espera!

MARÍA
¡A tu lado, no tengo miedo, eres poderoso! 
¡Oh, estoy segura!
¡El trono, el trono te espera!

MAZEPA
¿Y si mi premio fuera el hacha?

MARÍA
¡Entonces te seguiré al patíbulo!
¿Ah, cómo podría vivir sin ti?

(Se acurruca contra su hombro) 

¡Pero no! ¡Llevas grabada la señal del poder!

MAZEPA
¿Me amas?

MARÍA
¿Qué si te amo? ¿Qué si te amo?
¡Me eres más querido que todo!

MAZEPA
¡Oh, María!

MARÍA
¡He abandonado todo por ti!

MAZEPA
¡Entonces, me amas!

MARÍA
¡Prefiero los encantos del lecho conyugal
a la casa paterna!
Me eres más querido que todo.
He abandonado todo por ti,
prefiero los encantos del lecho conyugal
a la casa paterna.
He conseguido olvidar a mi madre y a mi padre,
y tú, con tus maravillosos ojos,
has hechizado mi alma.

MAZEPA
Dime, ¿ quién te es más querido
el padre o el esposo?
Dime, si uno de los dos
debiera morir
¿a quién elegirías?
¿A cuál sacrificarías?
No, respóndeme sin rodeos.
¡Responde!

MARÍA
¡Oh, no me turbes!...

MAZEPA
¡Responde!...

MARÍA
Qué tesitura...

MAZEPA
¿A quién elegirías?

MARÍA
Decide tú mismo.
¡Oh, no te enfades, estoy dispuesta
a sacrificarte todo, todo!

MAZEPA
¡Entonces, acuérdate de tus palabras, María,
sí, acuérdate!

MARÍA
¡Ah, créeme, créeme,
tú me eres más querido que todo!
¡Oh, qué pálido estás!

MAZEPA
¡Perdóname, María!

MARÍA
¡Perdóname a mí, amado,
perdóname y cree que te amo!

MAZEPA
¡Mi dulce paloma, perdóname!

(Mazepa abraza a María y sale; ella 
lo sigue con la mirada) 

Nº 12 Escena de María y su Madre 

MARÍA
(Acercándose a la puerta que da al jardín)
Cómo brillan las estrellas en el cielo,
qué calmada está la noche,
todo respira paz y felicidad...
Pero ¿por qué mi alma está inquieta
y a mi corazón lo oprime una misteriosa tristeza?
Las imágenes de mis padres se me aparecen,
los veo a través de mis lágrimas,
en su vejez solitaria, sin niños,
y me parece que oigo sus llantos...

(Liubova aparece procedente del jardín)
LYUBOV'
Maríya, doc' moyá!

MARIYA
Mat'! O, nébo! Tï zdes' so mnoy!
Mátuska!

LYUBOV'
Molcí, molcí!
Ne pogubí nac: ya v nocí
syudá prokrálas' ostorózno
s yedínoy slyóznoyu mol'bóy!
Segódnya kazn', segódnya kazn'!
Tebé odnóoy, tebé odnóy
svirépstvo ikh smyacít' vozmózno;
oní otcá kaznít' khotyát,
oní zestóki i bezbóznï!
Spasí otcá, spasí otcá,
o doc' moyá, molyú tebyá,
spasí otcá!

MARIYA
Kakóy otéc,
kakáya kazn'?

LYUBOV'
Il' tï donïne ne znáyes'?
Nyet! Tï ne v pustïne;
tï znat' dolzná,
kak síla gétmana grozná,
kak on vragóv svoíkh karáyet,
kak gosudár' yemú vnimáyet.

(Mariya starayetsya ponyat', no vsyo ne mozet.) 

No vizu, skórbnuyu sem'yú
tï otvergáyes' dlya Mazépï;
tebyá spokóynoy zastayú,
kogdá sversáyut sud svirépnïy,
kogdá citáyut prigovór,
kogdá gotóv otcú topór...
drug drúgu, vízu, mï cuzíye...
Opómnis', opómnis', doc' moyá, Maríya!
Begí, padí k yegó nogám,
spasí otcá, bud' ángel nam!
Tebé odnóy, tebé odnóy
svirépstvo ikh smyacít' vozmózno;
tï mózes' ikh topór otvést',
potrébuy, tvoyú ne orkázet,
tï dlya negó zabïla cest',
rodnïkh i bóga, prosí, molí,
i rvis' i trébuy, gétman ne otkázet,
gétman ne otkázet,
tï dlya negó zabïla cest',
rodnïkh i bóga, idí, prosí,
molí poscádï u zlodéyev,
o, spasí, spasí otcá!

MARIYA
Akh, cto so mnoy?
Otéc... Mazépa... kazn'... s mol'bóyu
zdes', v étom zámke, zdes' mat' moyá!
Nyet, nyet! Il' umá lisilas' ya,
il' cto gryózï?

LYUBOV'
Bog s tobóy,
nyet, nyet, ne gryózï, ne mectï!
Uzel' yescó ne znáyes' tï,
cto tvoy otéc ozestocónnïy
bescést'ya dóceri ne snyos
i, zázdoy mésti uvlecónnïy,
car'yú na gétmana donyós,

(Mariya nakonec ponimayet.) 

uzel' yescó ne znáyes' tï,
o, doc' moyá!

MARIYA
Bóze moy!

LYUBOV'
On v istyazániyakh krovávikh
soználsya v úmïslakh lukávïkh,
v stïdé bezúmnoy klevetï,
uzel' yescó ne znáyes',

MARIYA
Bédnïy!
O bédnïy moy otéc!

LYUBOV'
uzél' ne znáyes' tï, 
cto, zértva sméloy pravotï,
vragú on vïdam golovóyu,
kogdá yegó ne osenít
desníca vïsnyaya gospódnya,
on dólzen bït' kaznyón segódnya!

MARIYA
Segódnya! Bóze moy!
I ya, i ya vsemú vinóyu!

LYUBOV'
Tebé odnóy, tebé odnóy
svirépstvo ikh smyacít' vozmózno,
oní otcákaznít' khotyát,
oní zestóki i bezbózni!

MARIYA
Segódnya kazn', otcá ub'yút,
i ya, i ya vsemú vinóyu,
nyet sil terpét', o, góre mne,
srazíla ya otcá rodnógo,
o, mat'! Prostí menyá!

(padayet v obmorok) 

LYUBOV'
Dityá moyó!... Maríya!
Cto s tobóy? Maríya!
Doc' moyá!

(Pripadayet k doceri.) 

Bóze moy! Polkí idút...
Na kazn' vedút...

(Starayetsya probudit' doc'.) 

Oná ne slïsit, prokhódit vrémya,
Maríya!

MARIYA
(prikhodya v sebya)
Ne pómnyu ya... ne ponimáyu,
cto bïlo zdes', kto bïl so mnooy?

LYUBOV'
Otcá kaznít vedút...
Spasí, spasí yegó!

(Maríya bïstro vïpryamlyayetsya.) 

LYUBOV'
Spesí...

MARIYA
Idyóm,

LYUBOV'
skoréy...

MARIYA
bezím...

LYUBOV'
molyú,

MARIYA
skoréy,

LYUBOV'
spasí, spasí otcá!

MARIYA
skoréye!

(Bïstro ubegayut.) 

Kartina Tretya 

(Pole. Napravo cast' vala, obroscego vïsokoy
travoy. Na zadnem plane scenï, za valom, 
èsafot i na nyom dve plakhi. Mimo vala doroga
ukhodít vlevo. Tolpï naroda, muzein i zenscin,
okolo èsafota, na valu i na avanzcene bliz
dorogi. Zivoye dvizeniye) 

Nº 13 Narodnaya scena 

KHOR
Skóro li?
Vezút al' nyet?
Ne slïsno...
Èkh, poskoréy bï!...
Zdyom ne dozdyómsya,
uz poskoréy bï!
Ot strákha sérdce zamiráyet!
Cto spesít'? Na ètakoye délo
prisól glyadét, tak zdi,
ne toropís'!
O, góspodi! Kogdá pomïslis' o násey zízni!
Takíye znátnïye, bogátïye panI,
i vdrug tepér' na plákhu lyágut pod topór!
O, bóze, smíluysya nad námi,
ot bed takíkh izbávi, góspodi!
Strásen gnev Moskóvskogo caryá,
i grózen sud Mazépï,
kaznít nescádno on,
karáyet smértiyu vragov svoíkh Mazépa!

(Is tolpï vïkhodit p'yanïy kazak.) 

P'YANIY KAZAK
(Podplyasïvaya)
Molodúska, molodá,
ni spesíva, ni gordá,
oy, goy, cumandrá,
cumandrïkha molodá!
Tól'ko bróv'yu povelá,
s kazakóm lyubóv' svelá,
oy, goy, cumandrá,
cumandrïkha molodá!
Navaríla buraká
ugostíla kazaká,
oy, goy, cumandrá,
cumandrïkha molodá!

KHOR
Èy! Tïse!
Otkúda tï sorválsya?
Tïse, Tïse, okayánnïy!
Al' s víselicï pryámo?
Kázni zdut, a tï poyós'
i plyáses' okayánnïy!

P'YANIY KAZAK
Tak cto z? S cegó bï ne plyasát',
ne pet' mne?
Panám, vis' búdut gólovï rubít',
a mne-to cto?
Pust' cort voz' myót ikh dúsi!

KHOR
Da zamolcí tï, p'yánica!
Zazmíte rot yemú, kazáki!
V Kakóye vrémya vzdúmal pésni pet'!
Vis', grekhovódnik étakoy!
Krestá, znat', nyet na nyom!
Tatárin! Túrok!
Da un tebyá! Túrok!

P'YANIY KAZAK
I garbúza, i barbóli,
i vsegó-to bïlo v vólyu,
oy, goy, cumandrá,
cumandrïkha molodá!
I galúsek napeklá,
i gorélki podalá,
oy, goy, cumandrá,
cumandrïkha molodá!
Akh, kúmuski, porócite za cto;
ne túrok, ne tatárin ya,
kazák ya vól'nïy,
i yézeli tepér' primérno,
komú, golúbki, núznï cerevíki:
celúy menyá - seycás daryú,
yey bógu, vot ya kakóv!
Il' ne kazák yescó!

KHOR
Un, un, stupáy, ne mésto
tut p'yánÏm blagúrit'.
stupáy, stupáy!

(P'yanogo kazaka protalkivayat nazad.) 

P'YANIY KAZAK
Molodúska molodá,
ni spesíva, ni gordá.

Nº 14 Final 

P'YANIY KAZAK
oy, goy, cumandrá,
cumandrïkha molodá!

KHOR
Ukhodí ze! Ukhodí ze!
Blízok, blízok strásnïy cas,
blízok kázni cas!
Vot glyadíte, idut palací,
vot palací! Vot, vot oní!

(Prokhodyat dva palaca s toporami; mimokhodom
oni zaigrïvayut s zenscinami, kotorïye otstupayut
v uzase.) 

Da nu vas, okayánnïkh!
Prokhodíte! Prokhodíte!

(Nacinayetsya sestviye. Prokhodyat otryadï 
serdyukov. Za nimi Mazepa na kone, v 
getmanskom odeyanii; s nim ryadom Orlik,
toze na kone. Krugom kazaki. Narod klanyayetsya
Mazepe. On milca proyezzayet za val v pole i 
skrïvayetsya za kulisami. Strazi raspologayutsya 
na mostu i okolo pomosta.)
LIUBOVA
¡María, hija mía!

MARÍA
¡Madre! ¡Oh, cielos! ¡Tú aquí cerca de mí!
¡Mi querida madre!

LIUBOVA
¡Calla, calla!
¡No me vayas a delatar!
He venido hasta aquí en la noche
con el único fin de implorarte.
¡Hoy es la ejecución! ¡Hoy!
Sólo tú, sólo tú
puedes suavizar su crueldad.
¡Quieren ejecutar a tu padre,
son crueles, no tienen Dios!
¡Salva a tu padre, salva a tu padre,
oh, hija mía, te lo suplico,
salva a tu padre!

MARÍA
¿Qué padre?
¿Qué ejecución?

LIUBOVA
¿Es posible que lo ignores?
¡No! ¡No vives en el desierto,
debes saber lo violento que es 
el poder del Hetman!
¡Cómo castiga a sus enemigos,
en nombre del soberano!

(María intenta comprender, pero no lo consigue) 

Pero veo que rechazas a tu afligida familia 
y que Mazepa goza de todo tu favor.
Te encuentro tranquila
mientras que se pronuncia una sentencia feroz,
dictan un horrible veredicto
y preparan el hacha para tu padre...
Veo que nos hemos convertido en extraños...
¡Vuelve en ti, María, hija mía!
¡Corre, arrójate a sus pies, salva a tu padre, 
salva a nuestro ángel protector!
Sólo tú, sólo tú puedes suavizar su furor.
Tú puedes impedir que caiga el hacha.
Suplica al Hetman, no podrá negarse.
Por él, has olvidado tu honor,
a tus padres y a Dios. 
Ruégale, suplícale, implórale, 
el Hetman no podrá negarse,
el Hetman no podrá negarse.
Por él, has olvidado tu honor,
a tus padres y a Dios. 
Ve, ruégale, pídele gracia a esos malvados.
¡Oh, salva a tu padre, sálvalo!

MARÍA
¿Qué me sucede?
Mi padre... Mazepa... ejecución... 
mi madre suplicando... aquí, en este palacio...
¡No, no! 
¡O he perdido la razón o esto es un sueño!

LIUBOVA
¡Dios te proteja!
No, no es un sueño, ni una quimera.
¿Aún ignoras que tu padre, 
lleno de amargura,
no pudo soportar el deshonor de su hija
y, arrastrado por la sed de venganza,
denunció al Hetman ante el Zar?

(María acaba por comprender) 

¿Aún lo ignoras?
¡Oh, hija mía!

MARÍA
¡Dios mío!

LIUBOVA
¿Ignoras aún que 
sometido a horribles torturas,
ha confesado sus intenciones
y confesado su delito?

MARÍA
¡Pobre!
¡Oh, mi pobre padre!

LIUBOVA
¿Ignoras aún que,
víctima de su valiente lucha por el honor,
fue entregado al enemigo,
y que será ejecutado hoy
delante del populacho enloquecido,
si no es salvado por la mano del Señor?

MARÍA
¡Hoy! ¡Dios mío!
¡Y yo soy la responsable de todo!

LIUBOVA
¡Sólo tú, sólo tú
puedes suavizar su furor!
¡Quieren ejecutar a tu padre,
son crueles y no tienen Dios!

MARÍA
Mi padre será ejecutado hoy
y yo soy la responsable de todo.
¡No tengo fuerzas para soportar esto!
¡Oh desgracia, he golpeado a mi propio padre!
¡Oh, madre! ¡Perdóname!

(Cae desvanecida) 

LIUBOVA
¡Hija mía! ¡María!
¿Qué tienes? ¡María!
¡Hija mía!

(Se inclina sobre su hija) 

¡Dios mío! Los soldados...
Le conducen al suplicio...

(Intenta reanimar a su hija) 

¿No los oyes?
¡El tiempo apremia, María!

MARÍA
(Volviendo en sí)
No recuerdo... no comprendo.
¿Qué ha pasado, quién está a mi lado?

LIUBOVA
Conducen a tu padre al cadalso...
¡Sálvalo, sálvalo!

(María se levanta rápidamente) 

LIUBOVA
¡Apresúrate!

MARÍA
¡Vamos!

LIUBOVA
¡Rápido!

MARÍA
¡Corramos!...

LIUBOVA
Te lo suplico...

MARÍA
¡Aprisa!

LIUBOVA
¡Salva, salva a tu padre!

MARÍA
¡Más deprisa!

(Salen corriendo) 

Escena Tercera 

(Un campo. A la derecha se ve una muralla, 
recubierta de alta hierba. Tras la muralla se 
ha colocado un cadalso sobre el que hay unos 
grilletes. Una carretera corre a la derecha. 
Una gran masa de gente se dirige hacia el 
cadalso por la muralla y por la carretera) 

Nº 13 Escena de la muchedumbre 

CORO
¿Es para hoy?
¿Los traen o no?
No se oye nada...
¡Podrían darse prisa!
¡Estamos impacientes!
¡Podrían darse prisa!
¡Tienen el corazón paralizado por el miedo!
¿Por qué tanta prisa? 
¡Si has venido a mirar este espectáculo, 
entonces un poco de paciencia, cálmate!
¡Oh Dios, cuando pienso en todo lo que poseen!
Señores tan notables, tan ricos, y de pronto, 
deben posar su cabeza en el cadalso.
¡Oh Dios, ten piedad de nosotros,
presérvanos de tal desgracia, Señor!
La ira del Zar de Moscú es terrible,
y el juicio de Mazepa temible.
¡Condena sin piedad a sus enemigos
a la pena de muerte!

(Un cosaco ebrio se separa de la multitud) 

UN COSACO EBRIO
(Esbozando unos pasos de baile)
¡La joven, la jovencita
no es ni arrogante ni orgullosa,
oh, oh, chiquita,
oh, oh, chiquita!
¡Con sólo levantar los ojos
seduce al cosaco,
oh, oh, chiquita,
oh, oh, chiquita!
¡Cuece remolacha 
y la ofrece al cosaco,
oh, oh, chiquita,
oh, oh, chiquita!

CORO
¡Eh, silencio!
¿De dónde sales tú?
¡Cállate, cállate, maldito borracho!
¿Quieres ser el siguiente en subir al cadalso?
Esperamos la ejecución, y tú cantas y bailas.
¡Maldito borracho!

UN COSACO EBRIO
¿Y eso? 
¿Por qué no tengo derecho de bailar y cantar?
Van a cortarle la cabeza a los señores,
pero eso qué puede importarme a mí.
¡Qué el diablo se lleve sus almas!

CORO
¡Cállate, borracho!
¡Cerrad, la boca, cosacos!
¡Él escoge su momento para cantar!
¡Pecador empedernido!
¡Hay que creer que no está bautizado!
¡Tártaro! ¡Turco!
¡Lárgate, especie de turco!

UN COSACO EBRIO
¡Había patatas y caldo
y de todo en abundancia,
oh, oh, chiquita,
oh, oh, chiquita!
¡Cuece albóndigas
y sirve aguardiente,
oh, oh, chiquita,
oh, oh, chiquita!
¿Ah, comadres, por qué me calumniáis?
No soy ni turco, ni tártaro,
soy un cosaco libre,
y si ahora, por ejemplo,
una de vosotras desea bellos zapatos
no tiene más que besarme
y se los daré rápidamente, ya lo creo, así soy yo.
¡Soy un cosaco!

CORO
¡Vamos, vamos, vete, 
no es este lugar para hacer el payaso!
¡Vamos, lárgate!

(Ellas empujan al cosaco ebrio) 

UN COSACO EBRIO
La joven, la jovencita,
no es ni arrogante, ni orgullosa...

Nº 14 Final 

UN COSACO EBRIO
... oh, oh, chiquita,
oh, oh, chiquita!

CORO
¡Lárgate! ¡Lárgate!
La hora terrible se aproxima,
la hora de la ejecución se aproxima.
¡Mirad, llegan los verdugos!
¡Aquí están los verdugos! ¡Mirad, ahí están!

(Dos verdugos llegan con sus hachas. Al 
pasar cerca de unas mujeres las provocan, 
ellas retroceden, llenas de espanto.) 

¡Basta, malditos verdugos!
¡Seguid vuestro camino!

(Llegan destacamentos de la guardia y tras 
ellos, Mazepa, a caballo, con su vestimenta de 
Hetman, a su lado, Orlik, igualmente a caballo. 
Están rodeados de cosacos. El pueblo se inclina 
delante de Mazepa, que se dirige en silencio 
hacia el campo y desaparece al otro lado de la 
muralla. Unos guardias se sitúan en el cadalso.)
Pil' na doróge.
Yédut... yédut...
Gde?
Von! Glyadíte! Da, Vidno...
Oní! Oní!
Oní! vot tó-to ne oní!
To gétman! To gétman!
Glyadíte, gétman,
smimáyte sápki!

(Mazepa proyezzayet cerez scenu) 

Blízok strásnïy cas,
blízok kázni cas!
Vot vedút nescástnïkh!
Vot, uz blízko,
vot oní, vídno,
vedút ikh!

(Vkhodyat Kocubey i Iskra, okruzonnïye
strazey i monakhami. Narod, otstupaya,
dayot im doroga.) 

Vot oní, vot oni,
panï nescástnïye!

KOCUBEY
(Iskre)
Drug, voznesyóm v poslédniy raz k vsevïsnemu
molítvu pokayán'ya!

(Kocubey i Iskra stanovyatsya na koleni.) 

Grekhóv vsesíl' nïy iskupítel',
vvedí menyá v svoyú obítel',
prostí ko mne blagúyu rúku:
grekhóv proscéniya molyú.
I ya zabúdu kázni múku,
i smeert' svoyú blagoslovlyú.

ISKRA, KOCUBEY
Vnemlí molítve pokayán'ya,
i prosvetlyónnïy vnídu ya tudá,
gde nyet pecáli, vozdïkhán'ya
i muk zemmógo bïtiyá!

(Kocubey i Iskra vstayut, obnimayut drug druga 
i vskhodyat v soprovozdenii strazi na èsafot.) 

KHOR
Vnemlí molítve pokayán'ya,
slozí grekhóv im vozdayán'ye,
primí ikh, góspodi, tudá,
gde nyet pecáli, vozdïkahán'ya
i muk zemnógo bïtiyá!

(Tolpï naroda vlezayut na val, brosayutsya k
èsafotu i zaslonyayut yego tak, cto osuzdyonnïkh
ne vidno. Barabannïy boy.) 

O, bóze nas!
Prostí nescástnïm!

(Iz-za golov tolpï vidno, kak odnimayutsya
toporï palacey. V èto vremya na avanscenu
vbegayut Mariya i Lyubov'' i v ocepenenii
ostanavlivayutsya. Toporïopuskayutsya. 
Mariya padayet na ruki materi. Gul uzasa.) 

Prostím, góspodi,
prostí stradál'cam!
Se ve polvo en la carretera.
Ya llegan... Ya llegan...
¿Dónde están?
¡Allí! ¡Mirad, allí!...
¡Son ellos! ¡Son ellos!
¡No, no son ellos!
¡Es el Hetman! ¡Es el Hetman!
¡Mirad, es el Hetman!
¡Descubriros!

(Mazepa pasa a caballo) 

¡La hora terrible se aproxima!
¡La hora de la ejecución se aproxima!
¡Aquí llegan los desgraciados!
¡Mirad por allí se acercan,
miradlos, se les ve,
ya los traen!

(Kotchubei e Iskra aparecen, rodeados de 
guardias y frailes. La masa retrocede para 
dejarlos pasar) 

¡Aquí están, aquí están,
los desgraciados señores!

KOTCHUBEI
(A Iskra)
Amigo mío, por última vez 
dirijamos al Señor una oración de contrición.

(Kotchubei e Iskra se ponen de rodillas) 

Señor todopoderoso, Redentor de los pecados,
déjame entrar en tu reino.
¡Tiéndeme una mano caritativa!
Te lo imploro, perdona mis pecados,
soportaré los sufrimientos de la ejecución
y aceptaré la muerte con gratitud.

ISKRA, KOTCHUBEI
¡Oye mi oración de contrición, 
y penetraré purificado
allí donde no hay tristeza, ni suspiros,
ni sufrimientos terrenos!

(Kotchubei e Iskra se levantan, se abrazan y 
suben al cadalso, acompañados por los guardias) 

CORO
¡Oye su oración de contrición,
perdónales sus pecados,
acógeles, Señor,
allí donde no hay tristeza, ni suspiros,
ni sufrimientos terrenos!

(La muchedumbre escala la muralla y se 
agrupa en torno al cadalso, tapando así a los 
condenados. Se oye un redoble de tambor.) 

¡Oh, Dios!
¡Perdona a los desgraciados!

(Se ven levantarse las hachas por encima de la 
muchedumbre. Llegan en ese momento María y 
Liubova y quedan petrificadas. Las hachas caen. 
María se derrumba en los brazos de su madre y 
se oye el clamor de la muchedumbre) 

¡Perdona, Señor,
perdona a los mártires!

Acto III