CANCIÓN DE VELA (1926)

(Canço de vela)

Música Eduardo Toldrá (1895 - 1962)

Texto Josep María Sagarra i Castellarnau (1894 - 1961)

 

Avança el gep flexible de l'onada,
canta la vela, xiula el bufarut,
ens esquitxa un ruixim d'aigua salada                           
i grinyolen els dintres del llagut.
Ai qui pensa en l'amor, o mar sonor?
Ai, qui pensa en l'amor?

Enllà tenim les costes oblidades,
Hi ha el poble blanquinós, suau.
I el llagut vinga salts i patacades
enmig del gran deliri verd i blau.
Ai qui pensa en l' amor, o mar sonor?
Ai qui pensa en l' amor?

A terra hi hem deixat coses malfides
dins nostres sentiments i voluntats,
i ara es van aclarint les nostres vides
com els serrells d'escuma platejats.
Ai qui pensa en l'amor, o mar sonor?
Ai qui pensa en l' amor?

Allà hi ha el neguiteig del nostre viure
les punxes a l'aguait de nostra pell
ara els neguits són coses de per riure       
dintre el llagut que va tot de gairell.
Ai qui pensa en l'amor, o mar sonor? 
Ai qui pensa en l'amor?

Au, canta mariner; xiscla, ventada; 
no perdi força el teu delit valent,
infla't vela, remoute aigua salada,
sacseja'ns brutalment, o mar sonor.
Esmicola les penes de l'amor!


Avanza la giba flexible de la ola,
canta la vela, silba el ventarrón,
nos salpica un chisguete de agua salada
chirrían los interiores de la barca.
Ay ¿quién piensa en el amor, oh mar sonoro?
Ay, ¿quién piensa en el amor?

A lo lejos, tenemos las costas olvidadas,
el pueblo blanquecino, suave.
Y la barca venga saltos y golpes
en medio del gran delirio verde y azul.
Ay ¿quién piensa en el amor, oh mar sonoro?
Ay ¿quién piensa en el amor?

En tierra hemos dejado cosas marchitas
dentro nuestros sentimientos y voluntades,
y ahora se van aclarando nuestras vidas
como los rizos de espuma plateados.
Ay ¿quién piensa en el amor, oh mar sonoro?
Ay ¿quién piensa en el amor?

Allí está la desazón de nuestro vivir,
los pinchos a flor de nuestra piel,
ahora las inquietudes son cosas para reír
dentro de la barca que va completamente escorada.
Ay ¿quién piensa en el amor, oh mar sonoro? 
Ay ¿quién piensa en el amor?

Venga, canta marinero; chilla, ventarrón; 
que no pierda fuerza tu ansia valiente,
ínflate vela, remuévete agua salada,
sacúdenos brutalmente, oh mar sonoro.
¡Machaca las penas del amor!



Escaneado y Traducido 2002